Descubre los beneficios de la cúrcuma

Descubre los beneficios de la cúrcuma

 

La cúrcuma, de nombre botánico Curcuma longa, es una planta herbácea de la familia de las zingiberáceas nativa del suroeste de la India. A la cúrcuma también se le conoce como la “especie dorada” o “azafrán asiático” y se caracteriza por su color naranja, con un potente sabor y aroma. El uso de la cúrcuma se remonta al año 6000 aC en la cultura asiática. Su uso más común y tradicional es como especia y como colorante, siendo uno de los componentes del curry. 

Entre sus principales componentes se encuentra la curcumina, un ingrediente activo de la cúrcuma que posee grandes propiedades medicinales. Y para completar su poder sanador, además de contener fibra dietética, posee también vitaminas C, E y K, sodio, potasio, calcio, magnesio, cobre y zinc, las cuales convierten a la cúrcuma en un agente activo para combatir enfermedades infecciosas.

 

 

Beneficios de la cúrcuma 

Protege el hígado

Gracias a la curcumina, la cúrcuma es un excelente tónico biliar, es decir un hepatoprotector o protector del hígado (es decir que ayuda a proteger las células del hígado). También tiene otros componentes buenos para el hígado, como la turmenona, borneol, eugenol y ácido caféico. Algunos estudios afirman que tiene una acción colecistocinética, es decir que ayuda a eliminar los cálculos biliares. Pero en este caso no se aconseja su consumo sin consultar previamente a un médico, ya que justamente por su acción estimulante, puede provocar la expulsión de las piedras causando una obstrucción.

 

Desde hace siglos en Asia la cúrcuma es utilizada como medicina para dolencias hepáticas; esto se debe a que además de las propiedades antes citadas, tiene también un gran poder antiinflamatorio y ayuda al drenaje hepático. Es por esto que su consumo es sugerido a personas con transtornos como cirrosis, ictericia, problemas hepáticos y de vesícula, colesterol alto, hepatitis, hígado graso. Además, aumenta los niveles de los antioxidantes naturales de nuestro organismo como el glutatión, de comprobada eficacia desintoxicante.

 

Buena para la digestión

Si tenéis problemas de digestión lenta y en particular os cuesta digerir comidas abundantes o ricas en grasas, nuestra especia os puede ayudar. La cúrcuma es una planta colagoga y colerética, es decir que ayuda a la vesícula biliar en su trabajo, favoreciendo su drenaje. Esto se traduce en una digestión más eficiente, en especial de los alimentos ricos en grasa. Esta acción también es debida a sus principios activos, que ayudan a producir más jugos gástricos y pancreáticos, sirviendo a su vez para equilibrar el pH en estos órganos.

 

Antidepresivo natural

Estudios científicos recientes han demostrado los efectos antidepresivos de esta especia. En particular, investigadores de la Universidad de Murdoch, en Australia, sugieren que las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la cúrcuma podrían ser usadas como herramienta terapéutica en el tratamiento de la depresión en vez de enfocarse exclusivamente en atacar un desequilibrio químico del cerebro.

 

 

Cuida tu piel

Los efectos antiinflamatorios y beneficiosos sobre el hígado y el sistema inmunitario, convierten a la cúrcuma en una aliada contra problemas de la piel de origen interno, como: el acné y la psoriasis. Atención porque en estos casos debe tomarse siempre por vía oral y nunca preparar mascarillas o darle otros usos externos, ya que es un potente colorante.

 

Protege tu corazón

Entre las propiedades de la cúrcuma se encuentra su acción cardioprotectora. Tomar esta especia regularmente ayuda a disminuir los riesgos de enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que ayuda a reducir los triglicéridos y combatir el colesterol; además combate el estrés oxidativo aumentando las enzimas antioxidantes y los niveles de vitamina C en el corazón.

 

Cúrcuma para tratar problemas respiratorios

Teniendo la curcumina una acción antiinflamatoria y antibronquial, la cúrcuma se usa en tratamientos contra la bronquitis. Por estas mismas características es recomendada en el tratamiento de enfermedades respiratorias crónicas, como el asma.

 

Refuerza tu sistema inmunitario

Esta especia tiene una gran capacidad inmuno moduladora, es decir que ayuda a nuetras defensas naturales a defenderse de los ataques de virus y otros agentes. Especialmente en épocas de estrés, cuando nuestro sistema inmunitario es puesto a prueba, se recomienda el consumo de cúrcuma para fortalecer el organismo.

 

 

 

Cómo consumirla

 

La gran diferencia entre la cúrcuma en polvo y las cápsulas de cúrcuma es la concentración del principio activo. Mientras que en la especia en polvo la concentración de curcuminoides es de alrededor del 6%, las cápsulas contienen extracto de raíz de cúrcuma, y pueden llegar a 95% de concentración de principio activo.

 

Si necesitáis asumir dosis elevadas de cúrcuma, lo más indicado son los suplementos. La dosis de suplemento depende de la marca, pero en general con 1 o 2 comprimidos diarios se alcanza la dosis recomendada.

 

Productos recomendados:

https://www.oktohealth.com/products/holland-barrett-curcuma-500mg-240-capsulas

https://www.oktohealth.com/products/holland-barrett-curcuma-con-pimienta-negra-600mg-90-capsulas

https://www.oktohealth.com/products/holland-barrett-gominolas-de-curcuma-sabor-naranja-500-mg

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados